Tags

, , , , , , , , , , , , , , ,

Ana2

 

Ana María Oliva es Ingeniera Industrial, Máster en Ingeniería Biomédica (Premio Extraordinario por la Universidad de Barcelona y la Universidad Politécnica de Cataluña) y ha hecho el Doctorado en Biomedicina (Universidad de Barcelona) sobre el efecto de los campos eléctricos sobre células.

Ha estado investigando en el laboratorio de Nanobioingeniería en el Instituto de Bio-ingeniería de Cataluña, y es Profesora Asociada de la Universidad de Barcelona.

Ha trabajado incansablemente con jóvenes desde todos los ángulos, especialmente la educación reglada, siendo profesora desde hace más de 15 años.

Es también directora del Instituto Iberoamericano de Bioelectrografía Aplicada, experta en Bioelectrografía GDV y con una amplia formación y práctica en terapias complementarias, ha realizado numerosas investigaciones científicas, exponiendo los resultados en Congresos, así como en conferencias y talleres a nivel internacional.

Además ha escrito el libro  “LO QUE NUESTRA LUZ DICE (un viaje desde la tecnología hacia la conciencia)”.

(Lo podéis encontrar en Librerías Proteo -en http://www.libreriaproteo.com/libro/ver/id/1155927/titulo/lo-que-nuestra-luz-dice-un-viaje-desde-la-tecnologia-hacia-la-conciencia.html– y en Bubok –http://www.bubok.co/libros/213668/LO-QUE-NUESTRA-LUZ-DICE-un-viaje-desde-la-tecnologia-hacia-la-conciencia-)

Tiene también un blog en wordpress, donde podréis ver las últimas novedades relacionadas con los cursos que imparte y con el GDV. El blog está en http://gdvlatino.wordpress.com/

SANA2-TV:

Según datos que aportas sobre investigación sobre diabetes con el GDV, comentas: “A los 10 años de enfermedad, según el GDV, los patrones energéticos cambian, no solo en páncreas, sino que todos los sistemas se ven alterados”.

¿Puede ser útil el Gdv en estadios tempranos de la diabetes, para  prevenir esta alteración general habitual de todos los sistemas a los 10 años de enfermedad? ¿Cómo?

 

“El cuerpo como un todo, probado desde la GDV. El tratamiento holístico (en vez del parcelamiento del cuerpo), la opción más eficaz”(Ana María Oliva)

 

 Ana María Oliva:

Sí, sí claro. Yo creo que eso es uno de los puntos fuertes o de las aplicaciones que deberíamos hacer de esta tecnología es la prevención.

Yo creo que el problema está en lo que la medicina considera, por ejemplo, en el supuesto de la diabetes, cuando te hacen diagnóstico. Esto significa que tu páncreas no está funcionando correctamente. Y te ponen una solución química para corregir esto. Pero no tienen  en cuenta que el cuerpo no es una suma de páncreas mas estomago más hígado más (…). El cuerpo es una unidad, es un ecosistema completo, él se autorregula, a la que tocas mínimamente un tornillo, todos lo demás se ven alterados.

Este es el paradigma antiguo, el paradigma mecanicista, que es el que hemos estudiado la mayoría, que el cuerpo es una suma de cosas y que si una no funciona, yo la puedo sustituir.

Pero no es así, porque si un órgano no está funcionando, te está diciendo no sólo que ese órgano no funciona, sino que en general todo el cuerpo ha perdido el equilibrio. Y eso es lo que ves con esta tecnología, que es un pérdida del equilibrio global, que empieza por tu punto más débil, que puede ser el páncreas, el hígado, el riñón, el órgano que sea, en este caso el páncreas. Esto es como una cadena en la que el resto de órganos van a intentar suplir la función y eso tu no puedes evitarlo.

Con lo cual, si haces un acercamiento a la salud en el que no sólo te preocupe que ese páncreas se haya debilitado, sino que además te ocupas del equilibrio del resto de los órganos, vas a tener un deterioro mucho menor porque estás ocupándote del cuerpo en global, que es la visión que te permite esta máquina, lo que sería una función preventiva buenísima.

De hecho es un dispositivo para la medicina preventiva.

 

SANA2-TV:

¿De la manera que propones entonces, evitaríamos este deterioro a los 10 años de enfermedad?

 

Ana María Oliva:

En un investigación que se publicó, y que se hizo a bastante largo plazo, en la que se monitoreo a pacientes con diferentes tipos de diabetes, se ha ido viendo la energía que tenían los diferentes órganos a lo largo del tiempo, como iban evolucionando.

Lo que se vio es que al principio el órgano que estaba afectado con mayor desequilibrio era el páncreas, pero al final eran todos. Pero eso es lo normal.

Si en tu cuerpo te falla por el eslabón más débil, y no solucionas la causa sino sólo el síntoma, fallará por otro eslabón y llegará un momento en el que todo fallará en cadena.

 

SANA2-TV:

Una cita, En 1939 el Dr. Edward Bach, bacteriólogo, y creador de la terapia floral afirmó que el ser humano tiene un alma que es su ser real, y que toda enfermedad es consecuencia de una desarmonía entre el alma y la personalidad”

¿Crees, como él, que toda enfermedad, sin excepción alguna, está vinculada al estado del alma?

¿Y que explicación tendríamos, según la propuesta de Bach, para el supuesto de los niños recién nacidos que traen enfermedad, por ejemplo?

 

“Los síntomas de una enfermedad son la voz interior que está gritando: ¡Oye, que esto no es lo que tienes que hacer, porqué lo que te corresponde es otra cosa!”

 (Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Bueno, lo primero sería matizar que entendemos por alma. Lo digo por que en algunos contextos alma es lo mismo que espíritu, es decir, esa parte divina que hay en uno, esa parte transcendente que va más allá de tu cuerpo y de tu mente. En otros contextos, alma le llaman a la interfaz entre la parte divina y tu cuerpo físico que se podría asemejar al cuerpo energético.

Yo creo que aquí entiende alma como espíritu. Si es así, yo creo que el espíritu no tiene enfermedades pero nosotros sí tenemos, porque no entendemos quienes somos.

Yo creo que la causa, la raíz de todos los conflictos que tenemos sí es, como dice el Dr. Bach, dicho con otras palabras, que no sabemos quienes somos, que no sabemos porque estamos en la tierra, que no sabemos porque nuestra huella digital es única y para que sirve, que no sabemos cual es nuestro lugar en el mundo, nuestra misión y eso es un conflicto entre tu alma y la personalidad que estás teniendo porque si tu no sabes quien eres, tampoco sabes lo que tienes que hacer y entonces haces cualquier cosa, haces lo que la vida te propone en ese momento, según tu educación, según tu sistema de creencias, pero puede ser que eso no sea exactamente lo que tú tienes que hacer.

Entonces en esa fricción entre lo que tu alma o tu espíritu -yo suelo utilizar más la palabra espíritu-, anhela manifestar y lo que realmente estás manifestando, como es diferente, ahí es donde hay ese roce y ahí es donde empiezan a surgir síntomas.

Y esos síntomas son la voz interior que te esta gritando: “Oye que esto no es lo que tienes que hacer, que se supone que tú no tienes que vivir de esta manera, porque lo que te corresponde es otra cosa”.

Y normalmente lo que nos corresponde es mucho más hermoso que lo que estamos viviendo, lo que pasa es que tenemos muchos patrones mentales limitantes que hacen que creamos que no merecemos o que creamos que sufrir es necesario; hay un tema cultural importante de que sólo hay una vida, y por tanto tengo que ganarme la salvación como sea y como el ejemplo que tengo es un ejemplo de martirio, de sufrimiento, mayoritariamente en nuestra cultura occidental, pues claro, nos hemos quedado con la cruz y de esa manera intentamos nosotros que nos crucifiquen continuamente para podernos ganar la salvación. Y eso es tremendo, es tremendo, porque está generando un montón de sufrimiento que no es necesario.

Pero sí yo creo que sí, que la raíz de los conflictos es que no sabemos quienes somos, porque no nos han educado tampoco en esa transcendencia, en pararte, quedarte quieto, y sentir, y pensar: ¿qué es lo que yo tengo que hacer en este mundo?

LAS ENFERMEDADES QUE TRAEN LOS NIÑOS AL NACER

Claro, luego me dices:”¿y eso cómo lo cuadras con los niños que de entrada vienen con unos desafíos tremendos?

Desde mi sistema de creencias yo creo que no tenemos una única vida, yo creo que esta vida que tú percibes o que yo percibo como una vida de x años, y muy larga y a veces sufriente o no, en realidad es como un día de escuela y uno viene a la escuela un día, y al día siguiente y al día siguiente y en el medio vas a casa y descansas y tomas fuerzas. Y aprobé este curso y voy a empezar  una materia nueva, que puede ser “que tenga que aprender la paciencia“, y por ello puede ser que encarne en un cuerpo con limitaciones. Y si tengo que aprender a desarrollar la sensibilidad puede ser que encarne en un cuerpo al que le falte un sentido como el de la vista y voy a tener que desarrollar otros.

Y si necesito aprender determinadas cosas, voy a tener que pasar por experiencias que no se entienden si tu piensas que sólo hay una vida, pero que tienen mucho sentido si tu entiendes que cada vida no es más que un aprendizaje más, dentro de los infinitos aprendizajes que nosotros tenemos hasta que entendemos realmente quienes somos.

Yo soy muy afín a esa filosofía más hindú de que esto es un gran maya, una gran ilusión, de que es una obra de teatro. Yo vengo, ejerzo este papel, luego cae el telón y nos vamos todos a casa y nos reímos:”¡Y qué bien hiciste este papel, que bien hiciste de madre en esta obra de teatro!” “Y mañana en vez ser mi madre serás mi hijo, y mañana serás.. “.

Por eso a veces reconoces a otra persona, por eso ves de pronto a una persona y dices: “Ay, yo te conozco, no te conozco de nada en esta vida, pero yo te conozco, yo sé quien eres, yo sé quien es el espíritu que habita ese cuerpo“. Y eso es muy hermoso.

LA REENCARNACIÓN COMO ÚNICA EXPLICACIÓN LÓGICA

Para mi incluso, si lo piensas racionalmente, al margen de que sea mi creencia, no puedo evitar pensar que es así y lo veo lo más lógico y normal. Es que aparte me parece que es lo único razonable, y que es lo único justo, porque si no como explicas eso. Si tú entiendes que sólo hay una vida, sólo hay única opción, oye, el tema de que te toque la lotería de nacer en una casa o de nacer en otra casa es una lotería muy injusta en cierto modo.

Pero de la otra manera, si entiendes que todos vamos pasando por todo tipo de cosas, de lo que te das cuenta es que hay almas más jóvenes y almas más viejas que han pasado por más experiencias de vida y quizás ahora te las encuentras y tienen como otra sabiduría, que no sabes de que les viene porque en esta vida son muy jóvenes.

Hay muchos chicos que son así, seres humanos espectaculares, preciosos, maravillosos, y que vienen de serie con un montón de cosas sabidas. Claro, eso ¿cómo lo explicas?.

Para mí, desde el punto de vista racional es lógico y desde el punto de vista espiritual es que no puedo creer otra cosa. No te voy a decir que recuerdo exactamente, pero sí tengo recuerdos y conocimientos que sé que no tengo porque tener y que no los he aprendido aquí.

Tampoco pienso que las vidas sean lineales y secuenciales; yo creo más bien en algo anidado, algo como la película “Origen“, que es una dentro de la otra y en una vida y en otra vida los tiempos son diferentes, y por eso de pronto ayer no sabías nada y hoy de repente sabes un montón de cosas y ¿por qué?, ¿quién sabe sin ese lapso de tiempo tú has vivido otra vida? Mi manera de pensar es esa.

 

SANA2-TV:

 ¿Hay alternativa a aprender por el sufrimiento?

Si tú eres capaz de mantenerte bien con todos los cambios que te propone el universo, siempre vas a poder aprender a través del juego, de la risa, del contacto agradable con las cosas, no será necesario aprender mediante el sufrimiento

(Ana María Oliva)

Ana María Oliva:

No hay una única manera de aprender, hay muchas maneras de aprender y de hecho lo vemos en los niños. Los niños aprenden a través de la risa y del juego. Pero hay un momento en que les tienes que mostrar los límites, porque ellos no los conocen. Normalmente reaccionan llorando a ellos, porque les genera un choque; siempre que tu chocas contra un límite, esa fricción te puede generar un sufrimiento ¿sí?

Pero hay muchas maneras de aprender. Lo que pasa es que dentro de nuestra manera de ser humanos en la que estamos en esa dualidad de lo bueno, lo malo, lo que quiero, lo que no quiero, normalmente cuando estamos en una época en la que todo está bien tenemos la tendencia a acomodarnos. Tenemos la tendencia, ¡no significa que todo el mundo lo haga!

Hay gente que estando muy bien, consigue continuar aprendiendo, pero mayoritariamente cuando estamos muy bien nos acomodamos, generamos nuestra zona de confort, queremos conservar exactamente aquello que tenemos y ahí vuelve otra vez el sufrimiento ¿Por qué? Porqué el universo es cambio constante. Si tu eres capaz de mantenerte bien con todos los cambios que te propone el universo, siempre vas a poder aprender a través del juego, de la risa, del contacto agradable con las cosas. Pero la mayoría de las personas tienen mucho miedo al cambio, por una cuestión cultural o propio de la psicología humana.

Quizá sí que haya algo como innato en el ser humano de querer conservar y apropiarse de las cosas, en lo que el Universo te dice ¡No!. Te enseña quitándotelo y entonces tu crees que sufres.

Pero, una cosa es el dolor y otra el sufrimiento. El dolor es algo inevitable, te pueden dar un golpe y te va a doler. Tu puedes poner en marcha mecanismos para parar ese dolor, sea físico, psíquico o emocional, dependerá de las herramientas que tú tengas en cada momento. Pero que luego tú puedas elegir entre sufrir o no, va a depender de tu sistema de creencias.

EL PAPEL DE LA CULTURA EN LA VIVENCIA DEL SUFRIMIENTO

Piensa en una cosa, si aquello que a ti te está generando un sufrimiento, en otra cultura es normal, ¡es que tiene que ver sólo con tu sistema de creencias! Por ejemplo, que tu marido tenga una amiga, eso a nosotros nos genera sufrimiento, primero dolor, porque es una traición (dependerá de lo que hayas pactado con él), pero en otras culturas es normal, con lo que hablamos de algo cultural.

Y si vamos analizando cosas la mayoría de las veces nos damos cuenta de que casi todo lo que nos genera sufrimiento es porque creemos que debería ser de otra manera.

Bueno, ¿dónde está el conflicto, en lo que es o en lo que tú crees que debería ser? Es tu creencia, no es la realidad. A medida de que tu vas dándote cuenta de quién eres en realidad y saliendo un poquito de esa percepción de ti limitada y limitante de la 3ª dimensión y empiezas a ser un poquito más consciente del espíritu que habita este cuerpo y el espíritu que habita todos los cuerpos y que en realidad tú no acabas donde yo veo sino que vas mucho más allá y que ese mucho más allá está mezclado con mi “más allá“.

Y que al final todo son puros vínculos y puras relaciones y empiezas a salir de tu personalidad y entrar en ese otro espacio en el que ya no hay tanta distancia entre tú y yo y sobre todo en el que comienzas a comprender el porqué profundo de las cosas y entonces dejas de sufrir, pero no porque digas: “Yo renuncio a mis emociones, renuncio a sufrir“. No, no tiene nada que ver con eso. Es simplemente porque has empezado a ver más allá,  y como ves más allá entiendes y cuando entiendes no sufres.

Tú sufres cuando no entiendes porqué son las cosas y te genera conflicto y no entiendes porque por ejemplo, ahora mi pareja se ha levantado de mal humor y piensas que eres tú la culpable y piensas: “Yo que hecho, que no he hecho y porque te comportas así o porque no“.

Pero si eres capaz de entender que cada ser humano tiene su proceso y su aprendizaje, vas a empezar a verlos como cuando ves a tus hijos crecer, y sí, un día tu hijo se enfada y te pega una patada, tú vas a ponerle un límite: “Esto no es correcto hacerlo de esta manera“. Pero no vas a sufrir por eso, no vas a sufrir porque tu hijo te rompa un plato, lo consideras parte normal del crecimiento. Hay un momento en todos los seres humanos, yo creo que en absolutamente todos, que empiezan a darse cuenta de esto.

Entonces las actitudes de los demás no te hacen sufrir. Pero no porqué estés más allá del bien y del mal, sino porqué comprendes, y como comprendes no sufres.

Ahora seguro que si te acomodas, y sigues queriendo poseer, la vida te va a volver a poner en otra situación en la que diga: “No, tienes que soltarlo, no eres dueña de nada“. Ni siquiera eres dueño de este cuerpo que habitas, porque estos átomos que están aquí hoy están en mí, y hace 100 años estaban en un mono o en una roca o quién sabe en que. Todos estamos conectados químicamente por herencia, porque el cuerpo este la tierra lo va a regenerar y va a formar otro cuerpo.

 

SANA2-TV:

Todos somos polvo de estrellas, básicamente

No es necesario renunciar a las emociones para evitar el sufrimiento

 (Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Sí, somos lo mismo. Cuando tú sales de tu conciencia limitada, de “yo, yo, yo“.Y empiezas a pensar: “Oye, que yo quizás no soy sólo yo, quizás tú eres un poquito yo“. Entonces empiezo a tomar distancia de mi misma y de mis emociones y de lo que yo estoy percibiendo de mi misma. “¡Ah mira!, me estoy sintiendo mal, ¿qué me está queriendo decir mi mente con eso?“. ¡Yo no voy a anular nunca mis emociones!.

Hay gente que me pregunta: “De lo que tú dices parece que se desprende que anulamos las emociones“. ¡No!, las emociones son maravillosas, porque es el lenguaje que mi cuerpo tiene de conexión con mi subconsciente, o sea que todo mi cuerpo se comunica una parte con la otra, para hacerme dar cuenta de donde estoy, que es lo que necesito. Si elimino eso, humanamente estoy muerto.

Otra cosa sea que eso sea lo que maneja tu vida. ¡No, eso no!.

Pero yo puedo perfectamente sentir tristeza en un momento dado y muchas veces, ni siquiera es mía. Y yo me creo que es mía, pero no es mía. Es porque en otro lugar del mundo ha habido un accidente, y está la gente sintiendo esa tristeza y tú lo percibes.

Pero claro, ¿cómo distingues lo que es tuyo de lo que no? Y nos lo apropiamos todo, y uno quiere conservar. ¡No! lo siento, aquí no se conserva nada, nada es tuyo, nada es mío, todo es de todos. Cuando salimos de ese patrón dejamos de sufrir. Pero dejamos de sufrir, porque comprendemos, no porque anulemos una parte de nosotros, porqué comprendemos.

Comprendemos que es necesario que te borren la memoria para poder estar aquí, porque sino si tu recordarás todo, no habría gracia, no sería divertido, no tendría ningún sentido. Si tú ya sabes todo, lo que tienes que hacer, lo que tiene que hacer todo el mundo, lo que has hecho, lo que no has hecho, lo que sabes.. ¿qué vas a poder aprender si ya lo sabes todo? Tienes que eliminar una parte de tus recuerdos para desarrollar esa otra parte con la creatividad, porqué sino todo lo que ya traes de serie te impide buscar otra salida creativa.

SANA2-TV:

Digamos que no es bueno acordarse de todo, pero aunque fuera solo acordarse de la misión de vida, a que vienes (sólo eso), te garantizaría una vida más dirigida. El hecho de que..,  en el supuesto de que haya que repetir vidas, bueno pues así sólo tendrías que repetir por ejemplo, sólo dos, o tres o cuatro, en vez de 80 vidas.

Ana María Oliva:

A ti nadie te resetea tu misión de vida, nadie. Lo que pasa es que los sistemas de creencias te lo machacan. Tu vienes aquí, y sabes perfectamente porque vienes. Lo que pasa es que, cuando vienes encarnas en una genética concreta, y como que te borra un poquito de la información. Sigues teniéndola, casi, casi intacta. Pero ya hay una interferencia pequeñita.

El problema principal viene, cuando tú creces y vas a la escuela del tipo que sea, me da igual y creces en una familia que te inculca una serie de valores. Con esos valores, que no digo que este mal, te están inculcando a veces lo que tienes que ser y lo que no. Y muchas veces los hijos lo que quieren ser es un calco del padre, porque el padre le ha inculcado inconscientemente que eso es lo bueno, o quiere que sus hijos lo que ellos no pudieron hacer. Entonces ahí, es donde te están machacando, cuando te dicen: “Tú, para ser feliz tienes que tener un marido, un perro, unos hijos, una casa, un coche, ir al Caribe de vacaciones“.

Cuando te dicen que eso es lo que tú tienes que ser, claro que te va a dar una crisis: a los 25 y medio, a los 38, a los 43, me da igual. En el momento en que tú pares a escucharte y digas: “Pues yo no soy feliz con esto, hay algo en mí que todavía sigue buscando“. Y ¿Qué es lo que buscas?: A ti, no buscas nada de fuera, te buscas a ti, a lo que tú eres.

Entonces, nadie te ha borrado tu misión original. Eres tú, o es el contexto en general, el que ha ido eliminando partes hasta el punto en que ya no sabes quién eres y ya no sabes donde estás. Es relativamente fácil recuperarlo, escucha tu corazón. Ve y haz aquello que te haga feliz, es la ley de mi vida. Haz aquello que te haga feliz, puede parecer muy simple, pero es muy difícil, porque eso significa que tienes que ser siempre honesto contigo mismo, no hacer nada que vaya en contra de tu corazón, ni en contra de tus principios, pero sobre todo en contra de tu corazón.

PROCESO DE DESCARTE PARA ENCONTRAR LA MISIÓN DE VIDA

Si tú empiezas a hacer lo que crees que te va a hacer feliz, te vas a dar cuenta, a lo mejor, de que eso no te hace feliz, con lo cual irás descartando y llegará un momento en que empezarás a darte cuenta de que es lo que realmente te hace feliz. Entonces como decía Pablo Neruda: “Te amo no por lo que tú eres, sino por lo que yo soy cuando estoy contigo“.

Cuando estás en ese punto, en el que eres capaz de amar lo que tú eres cuando estás haciendo algo, ahí estás muy cerca de tu destino. Esa es la clave para mí, más clara, de que realmente estás haciendo aquello que tienes que hacer, que es cuando eres capaz de amarte a ti, cuando estás haciendo “eso“, o cuando estás “en ese lugar“, o cuando te estás comportando “de esa manera“. Entonces, “¡Ay, ahí ya sé que estoy haciendo lo que tengo que hacer!”, y eso no es tan difícil.

Empieza simplemente por buscar lo que te hace feliz, nada más. A partir de ahí, descartar. Es como cuando tienes que elegir la carrera de selectividad y no sabes que elegir. Bueno, empieza a descartar, ¿que no quieres hacer?: “Esto no quiero, esto no quiero, vale que me queda: esto. Voy a intentarlo”. ¡No, descarto!. ¿Que más puedo hacer?” ¿Qué soñarías, que te gustaría? ¡Arranca por ahí!. Y eso te va a ir guiando de una manera muy rápida, muy cómoda y eso es la mejor terapia, y la más eficaz.

Hay gente que insiste en decir: “Voy a intentar quitar todo esto que me está molestado para caminar“. Si, si tienes una piedra en el zapato, quítatela porque te va a hacer una llaga. Pero hay dos maneras de trabajar siempre: Una es intentar quitar lo malo, la otra es intentar potenciar lo bueno. Entonces, no te centres en aquello que te hace sufrir, céntrate en aquello que te hace feliz, y poco a poco irás alimentando esa parte en ti.

Al principio te costará mucho porqué quizás ni sabes lo que te hace feliz, quizá has perdido tanto el contacto contigo mismo que ni siquiera sabes que es lo que quieres. Pues busca algo pequeño, aunque sea comerte un helado, si eso te hace feliz, hazlo, porque empezarás a amarte a ti cuando estás haciendo eso. Y esa es la única clave para que sepas quién eres. Nunca vas a poder saber quién eres si no te amas a ti. Y nunca vas a poder amarte a ti si sólo estás mirando los puntos débiles.

Si te miras al espejo y ves arrugas ¿qué vas a amar?¿tus arrugas? ¡Venga! Yo no soy capaz de hacerlo.

Pero si amo lo que soy cuando hago determinadas cosas y cuando ves los ojitos de la gente, cuando te miran y han entendido. ¡Que maravilla!. Pues debe ser que mi camino va por ahí.

(Riendo).. Eso es ensayo/error, es método científico total, pruebo que no funciona y me voy por otro lado.

 

SANA2-TV:

¿Quién está dirigiendo los últimos descubrimientos con la GDV?

¿Hacia donde se está avanzando con esta tecnología?

Ana María Oliva:

Por suerte hay muchos equipos que están trabajando. Al principio todos los equipos estaban liderados por el Profesor Korotkov y de hecho sigue manteniéndose al pie del cañón y como experto que es, y creador de la tecnología, es el referente al que todo el mundo acude.

¿QUÉ INVESTIGACIONES SE ESTÁN HACIENDO?

– Investigación en Diagnóstico de Enfermedades Multifactoriales

Se están haciendo muchas investigaciones, mucho relacionado con la medicina para afinar todavía más en diagnósticos precoces en enfermedades que no son nada fáciles, por ejemplo el cáncer o enfermedades tan multifactoriales que es difícil tener un patrón claro. Por ejemplo, el corazón es un órgano del que puedes ver más fácilmente si está afectado o no. Pero cuando tienes algo que es tan multifactorial y tantos tipos diferentes como el cáncer, por ejemplo, pues es muy difícil acertar.

– Investigación sobre Fluidos Corporales

Se están haciendo líneas de investigación de estudios de fluidos corporales, como la sangre y la orina.

– Investigación sobre Agricultura y Ganadería

Hay mucho interés ahora mismo en tema de semillas y agricultura como en tema de animales. Hay varias líneas abiertas y gente que está queriendo investigar el tema de animales: ¿Como cuidar mejor a los animales que luego nos comemos? Porqué ese es un punto importante el sufrimiento de los animales, la calidad de vida de los animales. Entonces hay granjas ecológicas, que están intentando encontrar maneras alternativas de cuidar los animales y por ejemplo, haciendo investigaciones sobre la leche de la vaca, que diferencias hay a nivel energético, de luz, en la cantidad de luz que tiene la leche de las vacas.

De lo que yo sé, va por ahí, es decir, va por todas partes. El software no está preparado para trabajar con animales, pero si se puede trabajar con el producto resultante del animal. Y normalmente la última palabra sobre todas las investigaciones acaban recayendo en el profesor Korotkov, pero cada vez hay más gente que se lanza a hacer otros estudios.

– Investigación sobre Geopatías

También hay mucha gente interesada en medición de ambientes, de localización de geopatías. Claro, ¡hay tantos campos! De localizar la influencia de los lugares en la salud de las personas, tanto los llamados lugares de poder o lugares que pueden tener buena energía, el tema del feng shui, que lo están confirmando a través del efecto que ven tanto en el ambiente como en las personas.

– Investigación sobre Validación de Terapias

Y luego la línea de trabajo clásica de validación de terapias. Hay terapias en las que la gente se estira en la camilla y no sabe muy bien lo que le están haciendo. Para poder ajustar el tratamiento, para poderle validar que realmente lo que estás haciendo es lo que tú quieres hacer, para poderle mostrar los beneficios del tratamiento se utiliza mucho (la tecnología GDV)

 

SANA2-TV:

Parece que en el Gdv se ve que cuando hay una alteración que se prolonga en el tiempo, en el campo bioeléctrico, se manifiesta una disfunción que luego cristaliza en enfermedad en las áreas de cuerpo que se relacionan con tal disfunción.

¿Quiere esto decir, que con un screening GDV, efectuado en los comienzos de esta alteración del campo bioeléctrico, nos daría tiempo a tomar medidas y prevenir enfermedades?

¿Un screening frecuente global preventivo, para toda la población (como la vacunación obligatoria actual) permitiría una disminución importante de las enfermedades en el mundo?

 

Ana María Oliva:

Yo creo que sí. Yo creo que esa ley se cumple. Primero aparece el desequilibrio energético, luego la disfunción (obviamente no en caso de intoxicación o accidente, que no siguen esa ley), es un poquito como la medicina de Hamer.

Todo empieza desde un punto emocional/energético, y si eso se mantiene, se sostiene en el tiempo acaba coagulando o manifestándose en una disfunción física. Si tú a una persona la puedes ir monitoreando sistemáticamente, y vas viendo donde están sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y vas ayudándole a que corrija eso, obviamente esa persona va a enfermar mucho menos, porque le estás dando la pauta para que pueda corregir aquello que todavía está incipiente.

De hecho, yo creo que eso es lo que deberíamos de hacer con esta máquina: tenerla como una herramienta para ir monitoreando a nuestra familia, a los pacientes y de alguna forma poder ir viendo para poder ir corrigiendo y además poder ver si la corrección funciona o no. Que eso es lo bueno. Que tú le puedes decir: “Creo que tal y como estás ahora necesitarías tal cosa, lo pruebas y si no te ha funcionado buscamos otra opción”. ¡Porque siempre hay opciones!

Este es el enfoque de la Medicina Tradicional China, que es la medicina para la salud, centrada en mantener la salud (no de luchar contra la enfermedad una vez se ha manifestado) y prevenir que aparezcan las enfermedades.

Yo creo que eso es una cosa estupenda que se puede hacer perfectamente.

SANA2-TV:

¿Nos imaginamos entonces un mundo utópico en el que se pueda aplicar un Screening global a todo el planeta, consiguiendo una erradicación o disminución global de las enfermedades con esta tecnología GDV?

 

Ana María Oliva:

Yo creo que lo que conseguiríamos sobre todo es una mejora tremenda de la calidad de vida, porque cuando tú haces este screening, esta monitorización de la persona, tú no sólo estás viendo órganos, estás viendo a este ser humano, estás viendo que emociones tiene alteradas, estás viendo por donde se le va la vida (a chorro o como un “coladorcito”).

Claro, cuando tú ves esto, no solo planteas la salud desde el punto de vista físico, lo que estás intentado es que esa persona sea lo más feliz posible, esté en el mejor grado de bienestar (que incluye el físico pero incluye también el psicológico/emocional y que esa persona esté haciendo su tarea en el mundo).

Claro, ves que alguna persona que está en su lugar en el mundo y aún así puede ser que enferme, porque a veces llevamos al cuerpo a extremos de trabajo que el cuerpo no puede responder más, porque también tiene sus limitaciones.

No sé si se puede llegar a erradicar la enfermedad, pero desde luego sí mejoraríamos mucho, tanto en bienestar físico como emocional. Creo que tendríamos una sociedad un poquito más feliz y  creo que nos merecemos esto, creo que es fácil de conseguir.

Porqué tú tienes la herramienta para conseguir saber qué me está pasando (pero no un dolor de garganta, sino lo que me pasa REALMENTE en este momento de mi vida).

En esta época que está muy revuelta, hay mucha gente que está enfermando de muchas cosas, porqué no son capaces de entender que les está ocurriendo, que necesitan aprender. Y bueno, la gente que lleva muchos años en una línea de vida, para cambiar eso a veces te tienen que dar un mazazo grande, porque si no, no cambias.

Pero sí tu tienes una herramienta que te permite darte cuenta de eso, y poderlo solucionar antes de que eso sea un problema ¡Bienvenida y bendita sea!

SANA2-TV:

 ¿Cómo se utiliza esta herramienta en los contagios colectivos de enfermedades?

 

“¡Hay algo más que el simple virus!”

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Es que fíjate que eso es relativamente cierto. Por ejemplo, si tú me preguntas cuantos años llevo sin una gripe, no te sabría ni responder.

Puede ser que en tu casa estén todos enfermos y tú no te enfermes. Ahí hay un factor que va más allá de que tú tengas un virus o dejes de tener.

Por otro lado yo pienso que los virus son paquetes de información que vienen a darte una información a tu cuerpo y a cambiar una información en tu cuerpo. Eso no tiene porque ser malo, puede ser incómodo, pero no malo.

(Riendo) ¡Hay otro tipo de virus con los que la transformación puede ser más peligrosa!

Pero en general te vas a dar cuenta de eso. Hay veces que en un aula hay 30 chicos resfriados y 10 no. Y esos 10 no se resfrían nunca. ¿Por qué? ¡Hay algo más que el simple virus! Tiene algo que ver con tu propia estructura,  no sólo inmunológica (porqué la inmunológica es la parte física de una contraparte energética que también es visible).

La gente que tiene el campo energético muy roto, en seguida se enferman con cualquier cosa. Igual que en seguida se ofenden con cualquier cosa, en seguida lloran con cualquier cosa, en seguida les duele cualquier cosa. Simplemente porque no tienen defensa.

Entonces, eso de las pasas de virus, bueno sí, pero si tu mantienes tu sistema inmunológico fuerte, y tú te mantienes emocionalmente fuerte, y sobre todo “no te crees que eso es así” (porque esa es la otra, ¡el sistema de creencias es poderosísimo!), pues vas a ver como muy probablemente, la incidencia de esa enfermedad baja muchísimo, simplemente porque estás cuidando el resto de factores.

LA ENFERMEDAD ES ALGO INDIVIDUAL NO SUJETO A ESTADÍSTICA

La salud no es una lotería que porque tú estás en el rango de edad, en el que un tanto por ciento enferma de algo tú tienes que enfermar. ¡Esto no es así!. Tú enfermas si tus patrones energéticos-emocionales-mentales y tus limitaciones físicas coinciden en una determinada cuadratura. Punto. Pero no tiene nada que ver con la estadística. La estadística la hacen después a posteriori: “¡Ah mira, hemos visto que la mayoría cumplían tal parámetro!”

Vale, pero ¡haz una estadística como la que hizo Hammer que no se fijo en sexo, ni edad, ni en procedencia, se fijó en otra cosa, en que conflicto emocional has tenido antes! Y también te da una estadística gigante, porque eso es el 100%.

Entonces ¿a que estadísticas hacemos caso, a la que nos vende la prensa para vender vacunas o la que nos venden otros científicos para explicar otras cosas? Tú puedes creerte lo que quieres. La vida está llena de estadísticas.

Tú puedes creerte la una o puedes creerte la otra. Puedes creer que has tenido un cáncer de mama porque eres mujer, tienes más de 40 años y has tomado anticonceptivos (no sé cuales son los factores, porque no quiero ni saberlos, es que me da igual) o puedes creer que lo has tenido porque has tenido un conflicto x y z que los has manifestado o no. Los dos tienen un respaldo estadístico. ¿A cual crees?

Ahora uno te va a hacer enfermar más fácilmente que el otro. Porque si tú te crees que tu enfermedad sólo depende de la estadística por sexo, edad, estado social y lo que tú quieras, vas a enfermar muy fácilmente. Es más, vas a renunciar a sanarte, porque vas a decir: “Esto es lo normal, es que me tocó. Una de cada 4 mujeres va a tener un cáncer, y no depende de mí, yo no puedo hacer nada, me tocó la lotería. ¡Que mala suerte!

Pero si tú sabes que eso no es una lotería, eso es algo que sí depende de ti, depende de como tú vives, depende de como tú te cuidas, depende de que cuando estés pasando un mal momento sepas pedir ayuda. ¡Tan fácil como eso! Y cuando estés cansada, sepas descansar.

Y cuando notes que estás un poquito débil busques la manera de fortalecerte. Pero sobre todo de que cuentes con los demás para hacer las cosas y no te lo tragues todo. Vas a ver como el índice de enfermedades que tienes disminuye mucho, pero simplemente porque estás aprendiendo a vivir de otra manera y a manejar tu cuerpo de otra manera. Si a un coche no le cambias los neumáticos, llegará un momento en que tendrás un accidente, porque te reventará uno. Dirá uno: “¡Es que los coches mayores de 10 años tienen accidentes!“. Bueno, ¡si no le cambias lo neumáticos!. Saca la estadística que quieras.

SANA2 TV:

¿Si supiésemos mantener armónico el campo bio-eléctrico, nunca enfermaríamos?

¿Qué podríamos hacer al respecto?

Ana María Oliva:

Asegurar que nunca enfermaríamos quizás es demasiado asegurar, pero desde luego la cantidad de enfermedades que tendríamos serían muchísimas menos, porqué si tu eres consciente de tus límites, no vas a forzar más allá de eso.

Si tú sabes como estás y no te estás auto-engañando, -que es el principal problema que tenemos los seres humanos que nos auto-engañamos continuamente-, si tú realmente te ves como estás y tienes herramientas para modificar eso (y lo bueno es que el campo energético permite muchas herramientas para modificarlo y para armonizarlo), no tienes porque enfermar. Siempre hay procesos de vida que pasan por transformaciones muy profundas, que incluyen transformaciones físicas que tú percibes como malestar y como enfermedad.

 

Y, ¿QUÉ ES UNA ENFERMEDAD?

También habría que distinguir que es una enfermedad ¿sí?. Tú puedes tener una gripe y pensar: “Estoy enfermo” y simplemente es que tu cuerpo está cambiando determinados patrones que eso se manifiesta de una forma incómoda.

O bien: “Es que tengo un tumor“. Bueno, un tumor es la respuesta sanadora de tu cuerpo, no es una enfermedad. La respuesta de tu cuerpo para intentar solucionar un conflicto que tú no has podido solucionar.

Primero tenemos que replantearnos cuál es el concepto de enfermedad y el de salud. Pero obviamente cuanta más consciencia tenga yo de todas las partes de mi ser, y cuanto más empeño ponga en que todo eso sea armónico, mucho mejor voy a estar a todos los niveles. Y probablemente si tengo una manifestación física de algo, ni siquiera lo considero una enfermedad, sino un proceso.

Por ejemplo, yo hubo una época en la que tuve un cálculo en un riñón, un cálculo grande (una piedra grande de 1 cm). Hubo un momento, que por lo que fuera, probablemente porque yo liberé alguna causa de porque había tenido eso (los riñones normalmente manejan energías relacionadas con el miedo, que se suelen instalar). Esa piedra dijo: “Yo no tengo nada más que hacer aquí y me voy“.

Una piedra de 1 cm no pasa por un uréter. Entonces te tienen que hacer un tratamiento, en mi caso fue una litotricia (una rotura de esa piedra por ultrasonidos y esta se va drenando).

Claro, a mi me preguntaban: “Ay, ¿Estás enferma?“, “¡Noo!”. Yo no me sentía enferma en ese momento, yo sentía que mi cuerpo estaba pasando un momento delicado, que tenía que cuidarlo y que tenía que permitirle que hiciera ese proceso de acabar de liberar algo que seguro que yo, aunque era inconsciente, ya había liberado.  Cómo mi inconsciente lo liberó, mi cuerpo dijo “Ya no tengo que estar aquí, vamos a salir“.

Pero, ¿eso es estar enfermo? Puede que sí, según quien lo mire, según donde tengas puesta la conciencia te vas a dar cuenta de que no, que simplemente estás permitiendo un proceso. Entonces, tú no te sientes enfermo, sino te sientes enfermo todo es más fácil. Hay mucho de creencia, de manera de entender la salud y la enfermedad.

SANA2-TV:

Otra frase de Bach interesantísima: “Todo aquel que no se encuentra en un estado de completa paz, tiene algún grado de enfermedad

¿Tú crees que Bach no exagera un poco, afirmando que mientras mantengamos la más mínima conflictividad interna, estaremos generando enfermedades?

 

“¿Qué es salud? ¿Tener los índices bio-químicos, mecánicos, de presiones, de latidos? ¿o realmente, tenemos en cuenta también que estar en paz, es una parte de estar sano?

 (Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Yo creo que no exagera. Lo que pasa es que es muy difícil llegar a ese estado de perfecta paz. El tema vuelve a ser el mismo de como definimos la enfermedad, y donde tú pones el umbral de “estoy enfermo“, o “tengo algún malestar“, o “estoy bien“. Porque si tú observas tu cuerpo, es muy difícil que no tengas algún molestar en alguna zona. Yo confieso que a lo largo del día tengo malestares.

¿Estoy enferma? Bueno sí claro, tengo un grado de enfermedad, porque tengo un grado de disconfort en mi alma, todavía. Tengo cosas en la vida que no tengo resueltas, yo no vivo en un estado de perfecta paz. Desde ese punto de vista, puedo considerar que estoy enfermo. Por eso el tema siempre es el lenguaje, y el uso que haces del lenguaje.

Yo creo que él lo enfoca de que ¡cuidado, que hemos puesto un umbral de enfermedad que se basa sólo en que los glóbulos rojos tengan tal valor o lo tengan inferior, que la presión arterial tenga este valor o sea diferente… ponemos un umbral en un sitio!. Estamos acostumbrados a decir:”si los glóbulos rojos son menos de 4 millones estás anémico“. Pero sí estás permanentemente triste, ¿qué tanto por cierto del día tienes que estar triste para que digas que eso es una enfermedad? ¿Entiendes por donde va el tema?

Normalmente ponemos los umbrales y decimos “Esto es enfermedad y esto es salud“. Pero, realmente ¿qué consideramos que es la salud?: tener los índices bio-químicos, mecánicos, de presiones, de latidos. O realmente ¿tenemos en cuenta también que estar en paz, es una parte de estar sano? Ese es el punto, esa es la reflexión importante. No tanto si ese es el 100% o algo así.

Es decir, donde estoy poniendo yo el baremo, en que me estoy fijando. ¿Estoy teniendo en cuenta sólo el cuerpo o estoy teniendo en cuenta esa parte de mi que no es mensurable, que no es describible y que a veces también tiene conflictos, la interacción entre ambas? Creo que es importante hacer esa reflexión, decir, si no estoy a gusto en mi propia piel, de algún modo puedo decir que estoy enfermo.

En cambio puedo estar en absoluta paz interior y estar con un cólico y decir: “Yo estoy bien, mi cuerpo está haciendo procesos, pero yo estoy bien“.

¿Dónde tienes la conciencia para decir que estás enfermo?, si la conciencia la tienes en tu cuerpo basaras la enfermedad en los índices de tu cuerpo, si la conciencia la tienes en tu espíritu nunca estarás enfermo, porque sólo estarás haciendo aprendizajes.

Esto te ayuda a recuperarte.

SANA-2 TV:

Yo tengo la teoría de que los genes silenciosos serían algo así como programas pre-diseñados por o para el espíritu en lo que se conoce como “inter-vidas”, que se activarían en el físico, según determinados errores relacionales, para aprender algún tipo de lecciones. Es decir, la mayor prueba de la causalidad exclusivamente material de las enfermedades en esta dimensión física (los genes como probabilidades a activar de enfermedades), podría en mi opinión, contener una explicación de un origen de las enfermedades muy alejado de la explicación puramente biológica.

¿Cual es tu opinión sobre que exista alguna posibilidad de que el gen, pudiera ser un instrumento del “espíritu” o “alma”, y que el proceso de  “activación”, estuviese en función de la necesidad de que el sujeto tuviera que cumplir algún objetivo “espiritual”?

 

 Ana María Oliva:

Si, yo creo que eso es así, tal cual lo estás describiendo tú. Probablemente utilizará otras palabras porque tengo otro lenguaje, pero creo que es eso.

Tú estas aquí, ¿tú quien eres? ¿tú eres tu cuerpo?: ¡No!. Tú eres tu cuerpo más el resto de funciones, o el resto de cuerpos (según tu sistema de creencias).

¿Pero todo eso está al servicio de quién? Está al servicio de quién habita ese cuerpo, de tu espíritu. Tu espíritu coge de aquí y de allá lo que necesita para que tú hagas tu proceso, cumplas tu destino, cumplas tu misión. Los genes están ahí como ladrillos, luego viene alguien y los coge y los pone: “Tú te pones aquí y tienes que funcionar, y tú te quedas en la cantera porque ahora no te necesito“.

Tú tienes un código genético más amplio que el de un ser humano, los seres humanos tenemos un código genético que va más allá del cuerpo biológico que tenemos, tenemos codificados un montón de cosas de especies que no somos nosotros. ¿Para qué?

Pues porqué están ahí, si en un momento determinado puedes llegar a necesitar algo, tu cuerpo lo cogerá y lo activará. Eso es lo que en biología llaman la epigenética.

Claro cuando descubrieron la genética fue como decir: “Guau, tenemos la respuesta de todo; aquí vamos encontrar la solución  y la causa de todas las enfermedades“.

Y se empezaron a dar cuenta de que ni siquiera las enfermedades más clásicamente genéticas como la hemofilia, cumplen eso. Porqué hay personas que tienen el gen de la hemofilia y no desarrollan la hemofilia y otros que no tienen el gen y sí la desarrollan. ¡Bueno, pues ya la hemos fastidiado!

Entonces ahí aparece la epigenética que tiene que ver con: ¿por qué un gen se activa o se desactiva?, pues parece que tiene que ver mucho con como tu vives, con el entorno, con las señales que recibes del entorno y como tu procesas y como tú entiendes la vida y vas a hacer que un gen se active o se desactive.

Por tanto ¿qué valor tiene en sí mismo que un gen se active o se desactive más que como síntoma no de una enfermedad, sino de ese proceso que tú has hecho según tu manera de ver el mundo?

Lo que es la biología pura y dura ya sabe que la teoría genética como desarrolladora de enfermedades a palo seco no funciona. Tiene demasiadas incongruencias en sí misma. Ya se sabe que eso no es así.

Luego está la epigenética que le intenta ayudar. Y luego hay otras teorías de sistemas biológicos que también intentan explicar porqué hay momentos en que la probabilidad de que se activen determinados genes es grande, pero en determinado momento cambia esa probabilidad.

Tú tienes las células, por ejemplo, que están vibrando a una frecuencia, y viene un estímulo externo y hace que cambien la frecuencia, se desconciertan y empiezan a desafinar. Si sólo son 2 o 3 células no pasa nada porque el sistema, la orquesta entera las integra y no se oye. Pero cuando eso se vuelve “en cascada”, todo el sistema desafina. Cuando todo el sistema desafina, ahí empieza a cambiar algo. Y entonces, tú empiezas a vibrar de otra manera que no es la que te corresponde y empiezas a activar genes que no son los que deberían estar, simplemente como respuesta a..

Todo se inicia y acaba en el espíritu, desde mi punto de vista, desde mi filosofía de vida. Porque eso es lo que somos, eso es lo que realmente somos. Lo otro es como que te estas limitando a mirar tu camisa y estás describiéndote a ti cuando estás describiendo tu camisa. ¡Pero si la camisa hoy es blanca, y mañana será negra! ¿Y que más da? Eso no te cambia nada el valor de lo que tú eres, eso es lo realmente bonito y valioso. Luego según lo que tú tengas que hacer construyes tu cuerpo, y según lo que tú tengas que hacer, haces que el cuerpo vaya para un lado y para el otro en función de lo que puedas hacer con los recursos que tengas en cada momento.

SANA2-TV:

Lo que tenemos que aprender todavía

Por eso estamos aquí, porqué somos curiosos, porqué somos valientes y porqué queremos aprender

 (Ana María Oliva)

Ana María Oliva:

Siempre estamos en continuo aprendizaje, y eso es lo bonito que siempre hay algo que aprender. Cuando ya crees que has aprendido todo, la vida te propone un aprendizaje más allá. Por eso estamos aquí, porque somos curiosos, porque somos valientes y porque queremos aprender. Sino no estaríamos aquí.

Lo que pasa es que a veces que uno no tiene fuerzas, uno cree que no tiene fuerzas, que le queda grande este aprendizaje. Sólo hay que volverse a conectar a esa parte de ti que sabe que todo está bien, que todo es perfecto y que todo tiene un sentido.

 

SANA2-TV:

¿Son la fibromialgia, fatiga crónica, enfermedades puramente energéticas, en tanto que implican una caída específica de la energía?

¿Serían fruto de un “sencillo” bloqueo total o parcial de la energía, visible desde el grupo II de biogramas?

 

Ana María Oliva:

LO QUE CONOCEMOS COMO FIBROMIALGIA O FÁTIGA CRÓNICA TIENE UN PATRÓN ENERGÉTICO MUY CARACTERÍSTICO (PATRONES MUY ROTOS)

Fíjate que el cuerpo físico, tiene su contra-parte energética, no se puede separar una cosa de la otra. Pero sí que este tipo de enfermedades (fibromialgia, fatiga crónica) tienen un patrón energético normalmente característico, son patrones que están muy rotos. El campo energético, en general, suele tener muchos cambios muy abruptos, muchas salidas, entradas, huecos. Y claro todo eso se percibe con esa sintomatología que ha clasificado con estos nombres de enfermedades.

Decir algo así tan fácil como que esto se podría diagnosticar sólo mirando a través de la máquina, no. Tienes en cuenta todo, lo que tú me cuentas de ti. Yo podría hacerlo a ciegas, pero no se trata de hacerlo como si fuera una feria, adivinando.

Se trata de intentar que tú entiendas lo que te está ocurriendo y que podamos hacer ese proceso lo más fácil posible.

Fíjate que tú a una persona le dices que tiene fibromialgia, porqué tiene una serie de síntomas, de dolores, erráticos pero constantes: “ahora te duele aquí, ahora te duele allá“, cuando tienes una serie de síntomas (por eso no es una enfermedad en sí misma, es un síndrome, un conjunto de síntomas).

Claro, ¿Pero eso es la manifestación de qué? ¿Cuándo a una persona le duele tanto el cuerpo? Pues, ¡cuando normalmente le duele tanto el alma!. Cuando normalmente le han pegado palos hasta en el DNI y no ha sabido manejar eso, cuando ha sufrido tanto que el cuerpo dice: “¡Eh, que estoy aquí, que estoy sufriendo, que no te estás haciendo caso, que no estás pudiendo resolver tu dolor!

¡Y de repente las cosas te empiezan a ir mejor y pumba te da la fibromialgia!

“¿Cómo puede ser?, ahora que ya estaba empezando a estar tranquila, ahora que empezaba a tener mi vida resuelta, ahora el cuerpo me fastidia y se me pone a quejar“.

El cuerpo te está diciendo: “¡Mira revisa, revisa que todo eso que has hecho no lo hemos podido sanar. Yo lo estoy sacando eso ahora físicamente, pero mira a ver como lo sacamos!

 

LO QUE CONOCEMOS COMO AGORAFOFIA, TIENE PATRONES ENERGÉTICOS EXCESIVAMENTE ABIERTOS (QUE CAPTA TODA LA INFORMACIÓN DEL ENTORNO)

 

Otro patrones muy típicos: la gente con agorafobia, con un patrón energético muy característico. Tienen un campo excesivamente abierto, con lo que están captando toda la información del entorno. Normalmente llevan asociado una autoestima no muy fuerte, empiezan a pensar que todo lo que están captando es de ellos entonces claro les entra pánico ¡Pero no es suyo!

A estas personas les enseñas y ayudas a cerrar y fortalecer su campo energético y a trabajar su autoestima y normalmente mejoran muchísimo, sin ninguna otra cosa.

Sí, hay muchos patrones energéticos que te dan la pista de lo que está pasando esa persona.

El cuerpo nunca es tu enemigo, es tu aliado para que tu puedas hacer tu proceso. Siempre, todo lo que te esté avisando el cuerpo, es: “Cuidado, esto no lo hemos resuelto, esto lo que tenemos que resolver tú y yo, porque no hay otra manera“.

 

EL CAMPO ENERGÉTICO DE LA PERSONA QUE TOMA MEDICACIÓN PSIQUIÁTRICA ESTÁ MUY RESENTIDO

Pero,¿qué pasa con una persona que ha tomado durante mucho tiempo medicación psiquiátrica? Que su campo energético está muy resentido. Por ello también a veces es muy difícil conseguir un resultado a primera vista.

Por ejemplo, cualquier persona sana que venga aquí le propongo: “Vamos a hacer respiración pranayama“. Y tú, vas a ver el cambio energético tremendo, antes y después del pranayama. Pero si tú eres una persona que llevas muchos años tomando medicación psiquiátrica, a tu cuerpo energético le cuesta mucho más responder, no porque no responda, sino porque lo tienes tan habituado a estar de una determinada manera que cuesta más. Entonces, a veces, no ves la respuesta tan rápido, pero igualmente hay estrategias que te permiten hacerlo.

Lo bonito es que si viene alguien y tú eres capaz de mostrarle como, haciendo algo, ya sea que lo haga esa persona o que lo reciba desde fuera, ese campo energético va a manifestar la raíz del problema -que no está en el campo energético, ni en el cuerpo-, que probablemente, está en su mente; si tú le permites mostrar como hay un cambio a esa persona, esta también va ver la luz de la esperanza de “esto se puede revertir“, porque el problema es que cuando llevas muchos años con un diagnóstico y nada te lo ha conseguido cambiar, es como que ya entras en la creencia de que eso no se puede cambiar, y así ya es muy difícil trabajar sobre esa creencia.

Pero bueno, hay herramientas de todos tipos. Lo maravilloso de este tiempo es que tenemos muchas estrategias para poder solucionar.

LO QUE CONOCEMOS COMO ANSIEDAD SOCIAL O TRASTORNO DE ANSIEDAD TIENE UN PATRÓN ENERGÉTICO CONCRETO

Cuando viene una persona con Ansiedad Social o Ansiedad Crónica desde toda su vida y que no la ha podido resolver, sí ves un patrón energético.

Ahora, lo interesante ahí es ver como podemos resolver eso.

Hay gente que tira por la línea de saber de donde viene la raíz del conflicto, Ahí gente que viene por la línea de: “No me importa el origen y lo único que quiero es solucionarlo“. Da igual cual sea tu línea. Esta herramienta sí te permite ver que hay conflictos y que estos conflictos están por resolver, más allá del diagnóstico médico-psicológico que te hayan hecho, tú puedes empezar a ver causas, o como mínimo que cosas están desajustadas y que te pueden estar produciendo esto.

Ahora, en mi práctica he visto que este es un tema complejo, y es que la mayoría de las personas que vienen a la consulta por este tema, son personas que primero, han agotado y se han cansado de los circuitos convencionales de terapias, que lo han probado todo y nada les ha funcionado. Vienen aquí como último recurso.

SANA2-TV:

Te lo comentaba también porque el trastorno de la Ansiedad Social en algunos ámbitos se considera un invento de las farmacéuticas. Preguntaba porqué si la GDV confirma que tiene un patrón específico, concreto, es que no es tal invento ¿no?

La tecnología gdv aporta una nueva filosofía terapéutica, donde no se etiqueta a las personas con un diagnóstico. Se buscan patrones no ajustados y se intentan armonizar.”

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Fíjate que trabajamos de otra manera. Yo no hago un diagnóstico con el nombre clínico. De hecho no puedo usar la palabra “diagnóstico”.

Yo no voy a hacer una valoración: “Con este patrón lo que veo es que vas a tener fobia social”.

No, yo lo que veo con este patrón es que tú eres una persona muy sensible ,muy desgastada,  que has sufrido muchísimo, que ha tenido este problema más o menos a esta edad, que crees muy poquito en ti misma y que con toda esa constelación de características de ti es muy probable que te pasen cosas del tipo que:

– Cuando vayas a determinados entornos te gustaría que no te viera nadie

– Que nadie te dirigiera la palabra

– Que te sientas agredida.

Qué luego alguien le haya querido poner a eso el título “es que eso se llama fobia social“, eso no tiene nada que ver con la realidad que yo percibo. Lo que percibo es que tú probablemente seas una persona extraordinariamente sensible, que no es capaz de cerrar su campo energético porque nadie le ha enseñado, que percibe todo lo que ocurre alrededor, y que encima se cree que es suyo porque su autoestima está bastante flojita, entonces claro que vas a tener miedo a todo.

Es otra filosofía, no vamos a etiquetar a las personas, vamos a ver patrones que no están ajustados, que están des-armónicos, patrones que se pueden cambiar, eso es lo que vamos a mirar.

Un diagnóstico no deja una manera de expresar eso, pero no deja de ser una palabra que tú le pones, y quizá no te está mostrando la causa, te está mostrando el síntoma y nosotros lo que queremos es ir a la causa, que porqué te da miedo estar con la gente, te gustaría hacer un curso pero sobre todo que nadie te pregunte. Bueno, llámalo con el nombre que quieras, pero probablemente encontrarás patrones del tipo de, excesiva sensibilidad, abierto, roto, miedo. Todo eso es lo que yo voy a ver, no el diagnóstico.

 

SANA2-TV:

¿Se prevé en el futuro alguna alternativa desde la tecnología GDV para que los niños puedan tener un sistema de screening(monitoreo) válido para ellos?

 

Cómo los niños no tienen una estructura energética propia, sino que está vinculada con la de sus padres. Y el porqué es tan importante tener mucho cuidado en la relación de los padres con los niños pequeños

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

De hecho los niños tienen un screening válido para ellos. Lo que tienes que tener en cuenta es que la estructura energética de los niños, no es que la Gdv no la pueda medir adecuadamente, es que la propia estructura energética depende, está totalmente vinculada a la de sus padres, normalmente a la de su madre. La información que estás viendo ahí, no es tanto del niño como la de su entorno, pero perfectamente lo puedes medir.

De la misma manera que el niño tiene que estar 9 meses dentro del cuerpo de su madre para formar y no puedes separarlo, para que pueda seguir viviendo tienes que mantenerlo ahí dentro. De la misma manera, una vez ha nacido, necesita años, bastantes años para que su estructura energética sea suya propia, porque hasta entonces lo que estás viendo es la estructura energética pero de sus padres o de las personas que estén vinculados con él.

Desde otras culturas de líneas esotéricas, que hablan más de cuerpos, de sistemas de cuerpos, se sabe que distintos cuerpos tratan diferente tiempo en estructurarse; hay un cuerpo etérico que tarda x años, hay un cuerpo mental que tarda x años, hay un cuerpo emocional que tarda x años y que normalmente tienen que ver con los ritos de iniciación que se iban haciendo.

Por ejemplo, el cuerpo etérico se termina de formar a los 7 años que coincide con el rito de iniciación de la infancia. Y luego ya pasas la época de la adolescencia en la que trabajas las emociones y es que estás formando tu cuerpo emocional. Y luego tienes otro rito de iniciación para empezar a utilizar tu mente de forma poderosa y volverte ya un adulto. De alguna manera eso es lo que ocurre con el cuerpo.

Por eso cuando tú lo mides, no es que no se pueda medir, es que tienes que saber que la información que estás viendo no es exclusiva del niño, sino del niño con todo su contexto. Pero eso es lo que él es en ese momento. Esta bien porque si lo ves y estás viendo esos conflictos, sabes que esa familia tiene que resolver esos desafíos.

SANA2-TV:

¿Podría haber algún sector de la sociedad, que estuviera interesado en que la tecnología GDV no se desarrollara y más allá, existe la posibilidad de que esté haciendo algo al efecto?

 

Ana María Oliva:

Bueno, yo soy la que no está interesada en si hay un sector de la sociedad que no esté interesado. Cada uno puede pensar lo que quiera, cada uno puede elegir el camino que quiera en la vida. Y yo parto de la base de que lo que no es para mi no es para mi, y no me preocupa lo que hagan los demás. Puede ser que sí, puede ser que no. Pero yo no soy de línea conspiranoica, ni de buscar enemigos ni de atacar a los enemigos. Yo creo que en este planeta cabemos todos y cada uno con su manera de ser y su grado de evolución y su destino de vida que haga lo que quiera.

A mi nadie me ha amenazado ni me ha llegado ninguna información de ese tipo, pero como yo tampoco me muevo en esa frecuencia ni en esa manera de ser, pues probablemente no me llegue nunca. Eso también depende de donde está cada uno, siempre recibes en la misma frecuencia en la que estás.  Si estás instalado en esa guerra contra los demás, contra el sistema, contra el estado. Yo no estoy en ninguna guerra contra nadie. Yo estoy diciendo: “¡Mira, esto puede ser válido, si lo quieres bien, sino lo quieres pues no importa, no será para ti, no será tu momento“.

 

SANA2-TV:

Hablando del como se produce una curación siguiendo una terapia natural..

¿Gracias al GDV, se conoce ya el mecanismo de “las curaciones”, en concreto que para una terapia curativa funcione, sí o sí, esto está en función de que haya una constancia periódica determinada en su aplicación?

 

Hay sanaciones instantáneas porqué tú has hecho un click con tu información que es instantánea y eso instantáneamente revierte en todos los planos

(Ana María Oliva)

Ana María Oliva:

Pues depende del tipo de desajuste que tengas y depende del tipo de terapia. Fíjate que desde mi manera de entender al ser humano que viene de mi bagaje cultural básicamente, yo creo que hay 3 niveles: Está el cuerpo, está la energía y está la información (vamos a dejarlo en el plano terrenal).

Toda la enfermedad a mi modo de ver viene porque hay una información que no está de acorde a tu espíritu, por decirlo así. Hay alguna información, hay algún pensamiento que tú no estás manejando correctamente. Eso se manifiesta a la escala energética y a la física. Pero tú puedes tener terapias que vayan al físico, puedes tener terapias que vayan a la energía, o puedes tener terapias que vayan a la información.

Y te pongo un ejemplo: Tú puedes dar una flor de Bach, un tratamiento de esencias florales, eso no tiene ni materia ni energía, básicamente, lo que tiene es información pura. Eso va a cambiar tu información.

¿Hace falta repetirlo? Probablemente. Porqué las rutas neuronales se forman por repetición y probablemente también se puedan romper por repetición.

Pero hay veces que hay sanaciones instantáneas porque tú has hecho un click con tu información que es instantánea, y eso instantáneamente revierte en todos los planos. Hay otras veces que vas a nivel de campo de energía y necesitas sostener y repetirlo y sobre todo si vas a plano físico ahí sí necesitas mucho más.

Una re-estructuración postural requiere mucha repetición, para que tu cuerpo recuerde cual es una posición a la que no estás acostumbrado. Entonces dependiendo de a que nivel estés trabajando esa repetición es más o menos importante.

Uno ve remisiones espontáneas, incluso en el físico, reducciones de tumores inmediatas, simplemente porque ha habido un cambio a otros niveles y hay otras veces que no.

Una enfermedad es un desafío para la persona y ese desafío le tiene que proporcionar un aprendizaje. Y quizás no es el momento para cerrar ese aprendizaje (en el momento en que se pretende la sanación)

(Ana María Oliva)

Ana María Oliva:

Muchas veces cuando las personas me dicen :”¿Qué pueden esperar de una terapia, cuanto va a tardar esto en hacer efecto?Nunca sabes, porque si das en la tecla adecuada en el momento adecuado para esta persona, eso será instantáneo. Pero nunca puedes olvidar que una enfermedad es un desafío para esa persona y que ese desafío le tiene que proporcionar un aprendizaje. Y que quizás no es el momento para cerrar ese aprendizaje.

Sí es su momento, da igual la terapia que apliques, todas te van a funcionar y todas te van a solucionar. Si no es el momento, puedes ir como llenando los platitos de la balanza y llegará un momento en que esa pesará tanto que ya lo solucionará.

La curación es de uno mismo y es en uno mismo. Sí que se manifiesta en armonía general en el ser, tanto en el campo energético como en los patrones bio-químicos. Y de esa manera tú puedes ver que tan cerca o tan lejos estés de ese equilibrio.

¡Pero de ahí a decir cual es el mecanismo de la curación! El mecanismo de la curación sólo cada uno sabe cuál es. Y al final, yo suelo responder cuando te dicen: “¿Pero cuanto tiempo tardará?“, yo digo: “Nunca se sabe“, y me dicen: “Pero yo sé que hay cosas que son instantáneas“. Y yo respondo: “Sí pero el embarazo dura siempre 9 meses, por más anhelo, por más deseo y por más que tú quieras“.

Las cosas del cuerpo también tienen sus tiempos, las células necesitan su tiempo para dividirse y por tanto generar copias del ADN que ya activen otros genes que no sean los que su madre tenía activados y dependiendo de donde esté esa célula tardará 12 horas, 1 día o 5 años en hacer esa división. Entonces, dependiendo de donde estén las cosas, a veces necesitan esos tiempos.

 

SANA2-TV:

Al igual que Korotkov pudo de alguna manera, a través de la tecnología GDV visualizar actividad energética post-morten.

¿No se podría aplicar la misma tecnología para probar las proyecciones astrales o extra-corpóreas?

Lo que se puede medir es una determinada banda de frecuencia del campo de bio-energía, no todo el campo de energía. Lo que no podemos medir, es lo que no podemos ver

(Ana María Oliva)

Ana María Oliva:

Sí, de hecho hay personas que han hecho muchos experimentos en situaciones en las que una persona está abandonando su cuerpo voluntariamente, lo que tú llamas la experiencias extra-corpóreas o algún ritual de yagé, o de ayahuasca, este tipo de sustancias que te permiten hacer controladamente estos viajes.

Cada tecnología mide una determinada cosa, yo aquí lo que estoy midiendo es tu campo de energía en una determinada banda de frecuencia, yo no mido todo tu campo de energía. De todo el espectro electro-magnético nosotros estamos mirando sólo la ventana de la luz, y de ella, sólo una parte muy pequeñita. Pero tú tienes energía en todo el resto, por eso hay veces que no ves.

“LA POSIBLE” PROYECCIÓN EXTRA-CORPÓREA POR TOMA DE DROGAS, PRODUCE UNA RUPTURA Y A VECES HASTA DESAPARICIÓN DEL CUERPO ENERGÉTICO

Lo que sí ves es que cuando una persona ha tomado algún tipo de drogas, en un estado alterado de conciencia (sea de un tipo o de otro), lo que ves es que el campo energético, primero se abre, luego se rompe y muchas veces hasta desaparece.

Pero no es que porque desaparezca, es porque tú no puedes verla, con el espectro de frecuencia que nosotros podemos medir, podemos medir que lo que había ahí, no está, lo que no sé es donde está (riendo).

Y de hecho hay imágenes muy bonitas, de ver el campo de energía de una persona que está bajo los efectos de una droga del tipo que sea (hablando de algo artificial o natural que altera el estado de conciencia). Si, se han hecho estudios de eso.

Es bonito aunque también un poco espeluznante, porque cuando ves esos campos tan rotos, tan abiertos, dices: “Ay Dios mio, ¿Será que luego los podrás cerrar otra vez y re-colocar?Y a veces sí y  a veces no. Tú sales de tu cuerpo y dejas la casa está vacía. O tienes un guardián poderoso que te la cuide o tu casa está vacía y las puertas abiertas.

 

SANA2-TV:

¿Y puede haber entradas?

Ana María Oliva:

Y puede haber visitantes inesperados o indeseados

SANA2-TV:

¿Hay formas de protegerse?

Ana María Oliva:

SANA2-TV:

¿Hay alguna forma de acceder a estos estudios?

Ana María Oliva:

Hay alguna cosa publicada en los libros de Korotkov lo que pasa que están todos en inglés, y en Barcelona está Patricia Guerin, que siempre le ha interesado mucho este tema y que tiene muchas imágenes. Yo sé que ella en los congresos de médicos y sanadores ha hecho alguna ponencia y creo que el tema iba por ahí.

Es una persona muy completa, muy bonita, que trabaja mucho con medicina china. Siempre le ha interesado mucho este tema. Y cada uno se especializa en función de sus inquietudes.

A mi me interesó en su momento poder utilizarlo como herramienta para mostrarle a los chicos, que cuando están fumando determinadas cosas que no son precisamente tabaco o tabaco mezclado “con”: “Mira lo que te pasa y lo que te pasa no es muy bonito puede ser que a ti te de una sensación de bienestar, pero lo que te pasa no es muy bonito”. Lo use a ese nivel, como un discurso sin palabras, simplemente la imagen: “Mira el antes y el después, yo no te digo nada, tu mira las imágenes y valora por ti mismo“.

 

SANA2-TV:

Según estudios del ingeniero brasileño Wilson Picler, la mayor parte de la emisión del campo bioeléctrico humano está en la franja de radiación del ultravioleta. En el año 84 se estaba investigando sobre lentes que pudieran captarla.

En tanto hemos sido capaces de desarrollar una tecnología como la GDV, capaz de visibilizar lo que hace poco era no visible (el campo electromagnético humano),

¿Consideras viable desarrollar tecnología que verifique el resto de los cuerpos “sutiles” que declaran la gran mayoría de las tradiciones humanas (lo que el cirujano Richard Gerber llama en su libro “la curación energética”, interfaz físico-etéreo)?

¿En que punto estamos al respecto?

 

Hay mediciones de emisiones energéticas, de toda entidad biológica viviente a lo largo de todo el espectro. Esas emisiones tienen que ver con los procesos fisiológicos, con el desarrollo embrionario, con la vida y la muerte”

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Hay dos cosas que son diferentes: Una cosa es el espectro electro-magnético, y las bandas en ese espectro.

Vamos a hacer un recordatorio: El espectro electro-magnético es la manera en la que representamos un tipo de energía, que es una energía que tiene una componente eléctrica y una magnética que vienen entrecruzadas, y que pueden moverse a diferentes velocidades (ciclos por segundo, que es lo que llamamos la frecuencia).

Eso pueden ser desde campos estáticos que no se mueven (eléctrico-magnético) empezando por frecuencias muy bajas, por ejemplo frecuencias fisiológicas extra-bajas: el latido del corazón, que late a un hertzio más o menos (60 veces por minutos) o el cerebro que tiene diferentes modos de funcionamiento, el beta que es el normal (en el que estás a unos 14 hertzios), el alfa un estado creativo mucho más relajado (7 hertzios),  y otros estados aún más relajados de sueño profundo.

Pero hay mediciones de emisiones, de toda entidad biológica viviente a lo largo de todo el espectro, empezando desde la extra-baja-frecuencia, pasando por radio-frecuencia (la frecuencia que utilizamos en comunicaciones, por eso le llamamos “radio“), pasando por micro-ondas que es una zona de larga frecuencia más hacia arriba como la de los hornos (por eso los hornos y los teléfonos, interfieren con los campos biológicos, porque nosotros tenemos emisiones en esa franja) pasando por el enorme infrarrojo (que es el calorcito que notas cuando te acercas a alguien, que es una emisión en infrarrojo), más toda la luz visible, más la ultravioleta, es decir, no principalmente en la ultravioleta.

En todo a lo largo del espectro hay mediciones científicas demostradas en las que tú ves que emitimos a lo largo y que además esas emisiones tienen que ver con los procesos fisiológicos, tienen que ver con el desarrollo embrionario, y tienen que ver con el desarrollo posterior del ser vivo, y tienen que ver con la vida, y con la muerte.

La radiación electro-magnética, es lo que podemos medir con los instrumentos físicos (electrónicos).

Con instrumentos físicos podemos medir magnitudes físicas, con instrumentos electro-magnéticos electrónicos, podemos medir componentes electro-magnéticos.

Con los medios actuales yo puedo medir “la octava física”, pero no el resto de los cuerpos (etéreo, mental, emocional). Sin embargo, la información es la misma, sólo que está en otra octava.  Esto significa qué yo puedo utilizar la información de esta octava física para extrapolar como están las otras octavas” (siguiendo el símil de las octavas de un piano)

Como dice Richard Gerber, en su libro “La curación energética” (el Pdf en http://www.nimpnl.com/Richard-Gerbe.pdf), (que es buenísimo):

Él pone el ejemplo de un piano, dice “tú imagínate las teclas de un piano que se van repitiendo, son las octavas. Hay una octava que es la más baja, la más grave que es la octava física. Y luego esa misma información, ese mismo “la” que tienes en la octava física lo tienes en una octava superior,  y es la misma nota, sólo que vas cambiando de octava, cada vez más aguda, cada vez más “sutil”, una frecuencia más “alta“.

Siguiendo este ejemplo, en la octava física es en la que yo puedes medir y mido electro-magnetismo, actualmente. Luego hay otras octavas, sólo que las otras dependiendo de las cosmogonías hablan de cuerpo etérico, cuerpo astral, cuerpo mental, lo que tú quieras (porque además cada uno tiene diferente número de octavas).

Pero la información es la misma, sólo que está en otra octava. ¿Qué significa eso? Qué en realidad yo puedo utilizar la información de esta octava para extrapolar como están el resto de cosas. Pero lo que tengo que saber es que con los medios actuales yo puedo medir en esta octava, pero no puedo medir otras octavas. Puedo ver lo que está pasando porque como es la misma nota, de alguna manera si está desarrollada aquí, también tendrá sus desafinos por allá, y lo que resuena aquí resonará más arriba, por eso muchas cosas actúan por resonancia. Pero lo que yo puedo medir físicamente es lo que está en la octava física y eso es hoy por hoy, electro-magnetismo.

Todo lo que se altera en dimensiones superiores acaba teniendo su manifestación en lo inferior

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Puedo ver que pasa con otro tipo de energías (las escalares), no son electro-magnéticas, por lo que tengo muchas dificultades para medir con instrumentos electro-magnéticos. Pero todo lo que se altera en dimensiones superiores acaba teniendo su manifestación en lo inferior, con lo cual es lo mismo. Son dos cosas diferentes que mucha gente lo confunde.

 

SANA2-TV:

Podemos hacer una extrapolación pero no tenemos los medios tecnológicos para medir..

 

Ana María Oliva:

Es que con medios físicos sólo puedes medir magnitudes físicas. Tú puedes intuir o extrapolar que le pasa. Además es que el campo por definición no se puede medir. Lo único que puedo medir es la interacción entre el campo y otra cosa.

Tú imagínate que ahora por ejemplo estamos viendo ahí el viento que da contra esta lona, y ves como la lona, como la vela de un barco se está moviendo, tú el viento no lo ves, pero puedes ver el efecto que tiene sobre algo material.

Pues sería lo mismo, yo las dimensiones superiores no las puedo medir, pero veo el efecto que tienen sobre la dimensión que si puedo medir, por tanto sé que ese movimiento de la vela que estoy viendo es consecuencia directa del viento que está actuando sobre ella.

 

SANA2-TV:

El Profesor Korotkov afirma en una entrevista, que el daño que produce consumir carne de animal, en el cuerpo humano está relacionada con el dolor y miedo que experimenta al morir este en la matanza.

¿Existe verificación de esto a través de exploración con el GDV?

 

Ana María Oliva:

Yo no tengo constancia de eso, no tengo esa información. Si pienso en esa misma línea. Realmente estamos sometiendo a los animales a unas experiencias de vida muy poco agradables para ellos. Sería discutible o no, si realmente necesitamos comer carne animal para vivir. Esto entra dentro de las especulaciones eternas que unos dicen que sí y otros dicen que no. Yo creo que lo importante es lo que crea cada uno.

Obviamente, de la misma manera que el miedo o la angustia se manifiesta en el cuerpo físico, en los animales tiene que ser igual, porque somos iguales.

Hay estudios como el de las lubinas, que han crecido en cautividad en las pisci-factorías, que vivían en condiciones de tanto stress y hacinamiento, que cuando los capturaban y abrían veían que les había reventado la vesícula biliar. No tengo la certeza absoluta, pero sí que hay estudios de este tipo en animales.

Tengo un familiar que es veterinario en un pueblo pequeñito en el norte de León de donde es parte de mi familia. El verano pasado nos comentaba, respecto a una costumbre que hay en el pueblo llamado “el cerdo engrasado” (costumbres que yo clasifico como un poco bárbaras, de maltrato a los animales, aunque sin darse cuenta de que lo están haciendo). En este juego se trata simplemente de agarrar un cerdo y ponerlo sobre la mesa, pero con un cerdo untado en grasa. La gente piensa: “Bah, esto es un divertimento y el cerdo no sufre“.

El familiar lo que sí veía es que los cerdos después de haber pasado por esto, muchas veces les había dado un infarto y se habían encontrado varias veces que después de quitarles la capa de grasa y limpiarlo, que tenían unos niveles de ansiedad y de estrés brutales. Él se enferma cuando ve eso, porque como veterinario ve el sufrimiento del animal. Y simplemente te hablo de un cerdo al que se trata de agarrarlo.

Realmente cuidamos muy mal a los animales, salvo a las mascotas que hay quien las trata mejor que sus propios hijos.

Deberíamos tener más mimos y más cuidados con los animales que luego van a ser carne de tu carne. Deberíamos honrar su vida, porque luego eso es lo que vamos a comer. Lo que yo no entiendo es porque precisamente nos comemos aquellos que es lo que más hemos maltratado. Yo no lo como, porque no quiero que vivan así.

 

SANA2-TV:

Esto podría tener una repercusión en la salud ¿No?

Ana María Oliva:

Yo estoy segura de que es así, porque tú oyes los chillidos de un matadero, que te genera angustia vital, porque estás percibiendo la angustia de esos animales.

DIFICULTAD DE REALIZAR ESTUDIOS CLÍNICOS EN ESTE ÁMBITO

Ojala, alguien se animará a hacer un estudio de este tipo.

El problema es que siempre nos gustaría hacer muchos estudios científicos demostrando muchas cosas pero el tema es ¿cómo? Poner en marcha un protocolo de investigación que realmente este bien diseñado no es nada fácil y cuando trabajas con humanos las investigaciones científicas se complican mucho más.

El otro día por ejemplo, había una persona que estaba queriendo validar un protector. para teléfonos móviles. Si, pero ¿como diseñas un experimento que sea concreto, preciso, exacto y que sólo te estén valorando eso?

Primero tienes que poner una llamada sin contenido, pero tendrías también que controlar la mente de la persona porque sabes que todo cambia en función de tus pensamientos, si mientras hace esa prueba, entre un antes y un después, con un teléfono con protector o sin protector, se te ha pasado un pensamiento de algo precioso porque te vas a ir el fin de semana y estás emocionado, quizás el resultado del estudio, no tenga nada que ver con ese protector, sino que tenga que ver con tu pensamiento. ¡No hay nada más poderoso que tu pensamiento!.

Hacer este tipo de estudios es complejo a nivel energético, a nivel bioquímico es más fácil. A nivel energético a veces es más complicado porque intervienen muy fuertemente otros procesos que son sutiles, el campo energético como es mucho más fácil de modificar, lo es en un sentido y en el otro. Si tú mantienes una mente positiva, tu cuerpo energético está más fuerte, pero eso mismo interfiere en la experimentación que estás haciendo.

Me encantaría que se pudiera hacer, pero es un diseño de protocolo experimental complejo.

 

SANA2-TV:

Si se hace un biograma en el dedo de un animal, tiene que hacerse una adaptación de la tecnología al cuerpo del animal ¿no?

Ana María Oliva:

Eso es una de las líneas de investigación que comentábamos. Está habiendo mucho interés por el mundo tanto agrario como de los animales. De momento esto se ha desarrollado para humanos.

Yo creo que se podrían hacer pruebas con productos. Si estoy analizando la sangre de un cerdo antes y después de que lo agarren, veré niveles de cortisol muy altos en sangre en el análisis bioquímico (el cortisol es un marcador de estrés). Probablemente a nivel energético se pueden ver también los cambios. Todo eso está abierto a quién quiera investigar.

 

SANA2-TV:

Nuevas tecnologías para la sanación como el zapper, ¿Han sido comprobadas desde el gdv?

 

El cuerpo se está re-organizando constantemente en busca de equilibrio. En el desequilibrio aparece la enfermedad, que quizá se puede solucionar permitiendo que el cuerpo se auto-ajuste sin tener que recurrir a soluciones más drásticas

(Ana María Oliva)

 

Ana María Oliva:

Yo no las he comprobado porque es un tipo de tecnología que no va con mi línea de pensamiento. Creo que te refieres a algunas tecnologías que hay desde hace unos años que emiten radiación electromagnética, que es no fisiológica y lo que hace es tener una diana en un determinado microorganismo en tu cuerpo, de forma que si tienes, por ejemplo, una candidiasis que es un exceso de hongos (las cándidas), te las mata selectivamente.

A mi esa filosofía no va mucho con mi manera de entender el mundo, yo no lucho, no peleo contra nadie. Entiendo que el cuerpo es un ecosistema completo y complejo, que está continuamente re-organizándose, buscando su propio equilibrio. Cuando nos desequilibramos puede ser que una especie animal o no (hongo, levadura o bacteria), crezca desmesuradamente y puede ser que en un momento determinado, necesite desde fuera modificar eso, y lo puedo hacer con un antibiótico, o lo puedo hacer probablemente con este otro dispositivo. Pero muy probablemente lo pueda solucionar antes o de otra manera, si permito que el cuerpo se auto-ajuste. Yo no creo que haya que matar o extinguir una especie para que las otras vivan. No entro en ese concepto de la salud como la lucha “contra”. Hay veces que realmente es necesario un antibiótico y quizás un antibiótico electrónico, pueda llegar a ser una alternativa viable.

Tienes que tener en cuenta otra cosa, cuando revientas, por ejemplo, una cándida, las cándidas se alimentan de metales pesados, con lo cual tienes que tener mucho cuidado. Cuando matas a todas las cándidas a la vez, liberan metales pesados y  producen una intoxicación masiva en tu cuerpo. Bueno, tienes que tener en cuenta eso a la hora de proponer un tratamiento. Cuando haces una cosa tienes que saber muy bien lo que haces, que efectos vas a tener, y no simplemente “porqué me han dicho que es bueno lo voy a intentar“.

Yo parto de la base de que cualquier dispositivo que quieras utilizar, primero asegúrate de que tiene estudios clínicos. Para mi esa es la clave, puedo estar más o menos de acuerdo con la ciencia ortodoxa, yo me considero científica, trabajo una parte de mi tiempo desde la ciencia académica (de hecho en la universidad es lo que hago).

Pero también tengo mi parte crítica, que no todo lo que no sigue el método científico es no válido.

Pero sí que un punto de referencia en estos dispositivos es necesario, porque hay mucha palabrería (no digo que este sea palabrería), de dispositivos que dicen que hacen, pero no hacen.  Para que estés segura, si es realmente es tan bueno, habrá ensayos clínicos. Si no hay ensayos clínicos, yo lo pongo en duda, directamente. Si no hay ninguna publicación de nadie que haya contactado con un médico o con un científico que haya podido valorar eso. Bueno dejémoslo ahí. A veces hacemos cosas en el cuerpo que aparentemente son inocuas y no son tan inocuas.

 

SANA2-TV:

¿Sobre el tema del Mms, que opinas?

Ana María Oliva:

Yo lo conozco hace años y lo uso. En España está prohibida su venta como algo terapéutico, por tanto no puedo recomendar legalmente que alguien lo use. Lo vengo usando desde hace años en mi y en mi entorno y hemos tenido muy buenos resultados. Ahí hay una base bioquímica, que tiene sentido. Eso no es algo mágico ni maravilloso. Tiene una validación bioquímica, y tiene unos resultados muy comprobados.

Entre utilizar un antibiótico que como dice el nombre tan espantoso que tiene va contra la vida, y que no sólo mata una cosa, sino que mata sistemáticamente todo el ecosistema, a utilizar el MMS que no mata nada sino que además fortalece y multiplica tu sistema inmunológico. No quiero matar nada, sencillamente voy a dar armas a que los guardianes hagan su trabajo, entonces es mi propio cuerpo el que hace el trabajo, no soy desde fuera que le digo: “tú te mueres“, sino que es mi propio cuerpo el que auto-regula. A mi me ha funcionado bien, es todo lo que puedo decir.

“Es importante mantener la conciencia de que por mucho que ataquemos los síntomas si no vamos a las causas siempre tendremos problemas. Lo que llamamos enfermedades no es la enfermedad en sí misma, la enfermedad está en otro lado diferente del plano físico”

Pero de todas maneras, siempre tienes que mantener la conciencia de que la enfermedad no es esa infección que tú tienes. La infección es el síntoma, la causa es otra cosa. Por mucho que ataquemos los síntomas si no vamos a las causas siempre tendremos problemas. Esa es una reflexión que quiero mantener.

Lo que llamamos enfermedades no es la enfermedad en sí misma, la enfermedad está en otro lado diferente del plano físico.

 

 

DESPEDIDA

 

SANA2-TV:

Muchas gracias por haber estado con nosotros en SANA2-TV. Estoy feliz de haber recibido tal aporte de conocimientos que yo conocía un poco previamente. Ha sido maravilloso. Muchas gracias

Ana María Oliva:

Gracias a ti, por el trabajo que estás haciendo. Yo creo que es muy importante que la gente tenga acceso a esta información. Gracias por invitarme. Contad conmigo para lo que necesitéis.

 

sana2tvinfo

 

 

Advertisements